Ambito Comercial Tv Diario Digital

INFORMACIÓN GENERAL

Final para un misterio: ya se sabe por qué Borges nunca ganó el premio Nobel

La Academia Sueca desclasificó informes de 1967, el año en el que el gran escritor argentino estuvo más cerca de obtener el reconocimiento

11/01/2018

Finalmente se supo. Un informe desclasificado de 1967 de la Academia Sueca de Ciencias reveló el motivo, al menos "formal", por el que el máximo escritor argentino, Jorge Luis Borges, nunca recibió el Premio Nobel de Literatura.

Eterno candidato al prestigioso galardón, en el año 1967 el literato estuvo cerca de obtener el reconocimiento. Fue uno de los candidatos "serios" a llevárselo, junto a Graham Greene. Sin embargo, esa mención la obtuvo el guatemalteco Miguel Ángel Asturias.

¿Qué pasó? Aquel año, el presidente del Comité del premio de literatura, Anders Osterling, rechazó al autor de El Aleph con un comentario definitorio. "Es demasiado exclusivo o artificial en su ingenioso arte en miniatura", sentenció la cabeza del jurado, según reveló el diario sueco Svenska Dagbladet en base a documentos de la Academia.

En otras palabras, Borges fue excluido por culto.

Con Asturias también hubo dudas, pese a que la Academia se definió por él. Osterling señalaba como un déficit que el guatemalteco estaba "limitado a la temática revolucionaria". El juicio grave del especialista fue una constante. El año anterior, el académico había rechazado a Samuel Beckett por su "tendencia nihilista y pesimista sin fondo". Dos años después, el dramaturgo fue reconocido por los suecos.

Jorge Luis Borges siempre figuró en las listas de candidatos al Premio Nobel de Literatura, pero nunca le otorgaron ese honor. Las sospechas acerca de la negativa apuntaba a razones políticas antes que propias del arte. Una de ellas se remonta a 1976 cuando, en plena dictadura chilena de Augusto Pinochet, Borges fue invitado por el régimen totalitario. Incluso, este llegó a destinarle algunas palabras de elogio al represor trasandino, al calificarlo de "excelente persona" y destacarle su "cordialidad y bondad".